Campanas de extracción de gases

Una campana de gases, campana de humos o campana extractora de gases es un tipo de dispositivo de ventilación local que está diseñado para limitar la exposición del operario a sustancias peligrosas o nocivas tales como gases, humos, vapores o polvos.
Existen dos tipos principales: las campanas de conductos y las de recirculación. El principio es el mismo para ambos tipos: el aire es aspirado desde la parte frontal (abierta) de la caja y, tras su paso por el filtro y el motor extractor, es expulsado fuera del edificio a un lugar seguro. El aire exterior entra de nuevo en la habitación para compensar la presión.
Otros dispositivos de ventilación local relacionados son: cabinas de flujo laminar, cabinas estériles, cabinas de bioseguridad y las cajas de guantes.
Todos estos dispositivos abordan la necesidad de controlar las sustancias peligrosas o irritantes que se generan en el aire habitualmente o se liberan dentro del propio dispositivo de ventilación local.
La campana de gases como los demás dispositivos de ventilación local están diseñados para hacer frente a uno o más de los tres objetivos principales: 

- Proteger al usuario (campanas de extracción, cabinas de bioseguridad y cajas de guantes).
- Proteger el producto o el experimento que hay en su interior (cabinas de bioseguridad, cajas de guantes y cabinas de flujo laminar).
- Proteger el medio ambiente (campanas de extracción con recirculación, algunas cabinas de bioseguridad y cualquier otro tipo cuando están equipadas con los filtros adecuados en la salida del flujo de aire)