En los últimos años, el uso de la cromatografía quiral se ha convertido en un método efectivo, rápido y directo para obtener enantiómeros puros. Las fases estacionarias quirales (CSPs) deben contener selectores quirales que proporcionen una enantiorecognición para las moléculas quirales. Para ser eficaz, un CSP debe tener afinidad diferente por cada uno de los dos enantiómeros en una mezcla racémica.

Los productos de cromatografía Chiral van desde columnas analíticas hasta columnas preparativas, hasta CSP a granel para separaciones a escala comercial, con tamaños de partícula de los CSP que varían dependiendo de la aplicación.